Las carillas dentales

Las carillas dentales son unas láminas finas de porcelana u otro material que se adhieren a la cara visible del diente para mejorar su aspecto estético.

Se crean a medida para cada paciente para que tengan la mayor naturalidad al ser colocados junto al resto de dientes.

A parte de los beneficios estéticos de utilizar las carillas dentales también podemos destacar:

Naturalidad

Aportan gran naturalidad a los dientes, ya que no solamente corrigen las formas sino que los definen, los dejan uniformes

Alta durabilidad

La fijación de las carillas dentales sobre el diente es permanente.

Ya que están hechas de un material resistente y duradero, para que se pueda seguir disfrutando de las comidas favoritas sin preocupación.

La durabilidad media de las carillas de porcelana suele ser de entre 10 a 15 años.

Buena tolerancia

Las carillas dentales suelen permanecer muy estables en el tiempo y, prácticamente, no requieren mantenimientos más allá de una buena higiene.

Tratamiento poco invasivo

El tratamiento suele ser bastante fácil de realizar, siendo muy poco invasivo.

Se necesitan de una pequeña preparación sobre el esmalte dental, aunque en ocasiones no es necesario.

Rápida adaptación

El proceso de adaptación del paciente a este tratamiento es inmediato, pudiendo comer y hacer vida normal casi inmediatamente. 

Mantenimiento

Por lo general todos los tratamientos requieren de mínimo, un control anual con su dentista.

Recuerda que es importante seguir las recomendaciones de tu odontólogo para el cuidado de las mismas y así prolongar al máximo el éxito del tratamiento.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.